II Encuentro de Investigadores/as BCN 2013

Observando a Chile desde la distacia


Deja un comentario

Discurso de clausura del Encuentro

Es difícil hacer una síntesis de un encuentro, como el que en este acto finalizamos, sin caer en sentimentalidades y casuísticas; más si consideramos el esfuerzo que ha significado en términos personales -y por qué no, académicos- para todos quienes participamos en la organización del mismo.

Sin embargo, la urgencia del momento nos apremia para esbozar algunas reflexiones en torno a la temática de este II Encuentro de Investigadores/as chilenos/as, “Observando a Chile desde la Distancia”, Barcelona 2013. Observar a Chile desde la Distancia, no es sólo un slogan o una frase publicitaria, sino un apelativo que llama a la recomposición de las miradas y del tejido que aglutina a todos aquellos que -investigadores y estudiantes, becarios o no- nos encontramos fuera de nuestro país.

En su conferencia inaugural, el Dr. Núñez nos lanzaba un desafío que el Prometeo de Tréveris había ya expresado a los pensadores del mundo hace 160 años en sus Tesis sobre Feuerbach: “Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”.

A partir del año 2011, el resurgir de los movimientos sociales -que tuvieron su mayor representación en el Movimiento Social por la Educación,  o en las jornadas de Aysén y Freirina- revelaron algo que las ciencias sociales habían adelantado hace más de una década: los clivajes y fracturas en el publicitado “milagro chileno” y que nos han obligado, de una u otra forma, a re-pensar nuestro modelo de  desarrollo y por ende al rol que la ciencia, las humanidades y las artes juegan en el país.

El desafío de observar a Chile desde la distancia es, además, una propuesta tramposa, puesto que esconde una imposibilidad: cada uno de nosotros es también un fragmento de Chile…

Y por lo tanto, observar a Chile es observarnos a nosotros mismos, con una interrogación necesaria e inevitablemente inquisitiva respecto a nuestro rol de investigadores. El esquema que propusimos para este II Encuentro no fue azaroso. Queríamos combinar diferentes miradas en torno a problemas macro, que nos obligaran a enfrentar observaciones y a reflexionar soluciones creativas a los desafíos que el Chile de hoy nos presenta. Y esto es, porque tenemos la convicción de que la realidad actual chilena nos obliga a resolver, entre todos, enormes desafíos. Por ejemplo:

¿Qué modelo de producción de conocimiento queremos? ¿Es acaso posible contestar aquella pregunta sin responder “qué Chile queremos”?

¿Queremos el Chile productor de materias primas, con bajo valor agregado y un beneficio público exiguo; o queremos que el conocimiento se transforme en desarrollo e innovación que permita agregar valor a nuestras exportaciones, generando beneficios sociales sostenibles y duraderos?

¿Queremos un Chile con una legislación ambiental débil, que privilegia los grandes emprendimientos y excluye a las comunidades de la posibilidad de decidir su modo de vida; o por el contrario, esperamos construir una legislación moderna, eficiente, que respete los derechos de las comunidades y que compatibilice la inversión socialmente relevante con el derecho a vivir en un entorno ambiental y culturalmente diverso y sustentable, que puedan disfrutar nuestros hijos, y los hijos de ellos?

¿Nos queremos comprometer con el Chile uniforme, estático, hispanohablante, heterosexual, y unitario; o esperamos un país donde las políticas públicas consideren la diversidad cultural, étnica, sexual, etaria y política de Chile, y que protejan la diversidad cultural que conforma nuestra nación?

¿Queremos fortalecer la educación segregada, clasista y de calidad discutible que hoy se impone en Chile; o esperamos construir una educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles, desde la sala cuna al postgrado; escuchando al Chile del 14 de agosto del 2011, al de “los cien mil paraguas”, al de la “marcha de los pingüinos”?

¿Queremos que la salud chilena se siga concentrando en el negocio de las clínicas privadas, de las Isapres que lucran con nuestras enfermedades, con una nula industria farmacéutica nacional y una salud mental apenas de contención; o, por el contrario, perseguiremos un sistema de salud que integre la innovación en biomedicina, la protección social, la salud preventiva y el derecho al bienestar?

¿Apostamos por ciudades segregadas, en donde el punto de encuentro ciudadano sean los centros comerciales y los malls; o planificaremos nuestro entorno desde la integración social y etaria, el fortalecimiento de las comunidades, la sustentabilidad y el bienestar ciudadano?

Como es evidente, hay una escala de grises entre los extremos de estas preguntas, y probablemente ni siquiera sean los extremos más radicales en cada una de estas temáticas, pero lo relevante es recalcar que no es posible pensar en contribuir al país con nuestros estudios de postgrado, sin antes pensar en las motivaciones y objetivos que perseguiremos a nuestro retorno.

Quizás no hay mejor ganancia para quienes nos encontramos en este Encuentro, que el perder el mareo al que inducen las meras cifras. Sin una reflexión crítica no solo personal, sino también estatal, no hay posibilidad de transformar nada. Así como en economía, en el ámbito académico hay una diferencia brutal entre crecer y engordar. Los miles de becarios, las nuevas convocatorias, el crecimiento al 5,5%, el tramposo “pleno empleo” (sin olvidar el bochorno del censo), el cobre a 3,3 dólares la libra, el ingreso per cápita cercano a los 20 mil dólares y la torre más alta de América Latina, no han redundado en un salto radical en ciencia, tecnología o humanidades. Y, por cierto, tampoco en una sociedad más protegida, justa y feliz.

Si queremos aportar a Chile, no basta con ser el mejor científico, o el mejor político. Es necesario compatibilizar nuestra actividad intelectual con la participación social activa, consciente y ciudadana por el Chile que esperamos. Rigor  académico, compromiso con el bienestar de nuestro país y organización colectiva, son entonces los tres elementos que los investigadores y estudiantes organizadores de este II Encuentro les proponemos hoy, aquí, como líneas de acción.

Como dijo el gigante  Antonio Gramsci a aquellos que querían cambiar el mundo:

“Instrúyanse, porque necesitaremos toda nuestra inteligencia.
Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo.
Organícense, porque necesitaremos toda nuestra fuerza.”

Muchas gracias.

Por Boris Santander Pizarro.
Arqueólogo, Universidad de Chile.
Máster Erasmus Mundus en Cuaternario y Prehistoria, UTAD-IPT, Portugal.
Doctorante en Cuaternario y Prehistoria,  Universitat Rovira i Virgili, España.

Anuncios


Deja un comentario

Discurso inaugural del Encuentro

Investigadores e investigadoras:

En nombre de la organización del II Encuentro de investigadores/as les damos la más cordial de las bienvenidas. Estamos agradecidos por su confianza, orgullosos de acogerlos y ansiosos de cumplir con todas las expectativas que como grupo hemos trazado para ustedes, en estos dos días.

Quiero también agradecer a las instituciones y personas que creyeron en esta instancia de Encuentro:

  • A la Universidad de Barcelona (UB).
  • Al Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno de Chile y su Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación (DECYTI).
  • A la Embajada de Chile en España y al Consulado General en Barcelona, en especial al cónsul Matías Undurraga, que nos acompaña hoy.
  • A la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile y su Programa de Formación de Capital Humano Avanzado BECAS CHILE, y sus representantes en este acto Isabel Munita y Loreto Cofré.
  • A Chile Global.
  • A la Fundación Chile-España.
  • Universidad Politécnica de Cataluña (UPC).
  • Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC).
  • Al Dr. Joaquín Gairín, director del Equipo de Desarrollo Organizacional de la Universidad Autónoma de Barcelona (EDO-UAB).
  • Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES).
  • Y al Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB).

Este es el segundo encuentro que reúne investigadores e investigadoras de postgrado chilenos en Barcelona y es también la continuación de una serie de otras instancias de diálogo.

El Primer Encuentro se realizó en el año 2010 y sus secuelas serían una publicación de las ponencias en el libro “Socializar Conocimientos”, el año 2011; y posteriormente, en el 2012, una jornada de trabajo que denominamos “Construyendo Redes”. En esta última reunión se realizó el llamado para participar de la organización al cual voluntariamente se acercaron investigadores e investigadoras que creyeron en este proyecto y en la continuidad de lo realizado hasta ese momento.

Este nuevo grupo creyó en el trabajo voluntario y colaborativo, en el trabajo en horarios de no-trabajo y restador de horas de descanso, en el esfuerzo de lo ya realizado y en los intentos por enriquecerlo y apostar por algo más grande.

Cada uno de los y las integrantes de la organización aportó con sus conocimientos y habilidades desde las diversas áreas disciplinares a las que pertenecemos, ellas son: Educación, Ecología, Ingeniería, Antropología, Arqueología y Comunicación, lo que provocó un intercambio que sin duda ha enriquecido las formas de trabajar y de pensar en grupo.

Ellos y ellas quisieron que hoy fuera yo quien les de esta bienvenida por ser una de las más “antigüas” (no vieja) y por haber sido integrante de la organización del Primer Encuentro. Por esto, me gustaría darles mi impresión de cómo he visto que se ha avanzado y hacia dónde creo que estamos caminando.

Todo comenzó primero por la simple inquietud de saber qué estábamos haciendo cada uno y se transformó hoy a estar discutiendo acerca de qué hacemos, cómo lo hacemos y cómo esto repercute en Chile. Eso hicimos en el Primer Encuentro, presentamos nuestras investigaciones y luego las compilamos en un libro.

Después, nos sumamos al creciente interés a nivel mundial por formar redes de conocimiento, para generar sinergias, dialogar entre disciplinas y generar nueva formas de investigar, actuar y comunicar. Para eso hicimos la jornada “Construyendo redes” y ayer tuvimos una provechosa jornada de trabajo con redes de distintas partes del mundo.

Con esto ha ido surgiendo y fortaleciéndose la necesidad y la urgencia de pensar y discutir sobre nuestro retorno y de cómo somos responsables de mantener las conexiones, las redes y contactos en los que hemos estado involucrados durante nuestra estadía fuera de Chile. Asimismo, compartimos, cada vez más y de manera más clara, la responsabilidad de plantear investigaciones que permitan la innovación para el desarrollo social de Chile. En esto estamos hoy y esperamos que sea el foco de este Encuentro.

La realidad que conocemos por medio de las investigaciones nos permite generar conocimiento que debe ser difundido. Es nuestra responsabilidad que este conocimiento que generamos sea aplicado con la finalidad de transformar la realidad en aras de conseguir mejoras y cambios, que conduzcan hacia una sociedad más justa y equitativa.

Para conseguir esto también es necesario que existan los recursos y las tecnologías que permitan profundizar investigaciones y poner en práctica nuestro conocimiento. Si el país no plantea espacios para aplicar el conocimiento la misión de transformar y avanzar quedará truncada.

Ante esto, nuestro retorno representa una doble misión, primero la de ser trasmisores y transmisoras de conocimiento y segundo la de ser generadores y generadoras de propuestas de innovación. Esto implica situar el rol del investigador e investigadora en los principales espacios de decisiones de las políticas públicas, en la academia y en la docencia de los futuros profesionales de nuestro país. Solo así la inversión que se realiza en el llamado capital humano avanzado cumplirá con sus propósito de avanzar en el desarrollo de nuestra sociedad.

No somos más de doce personas las caras visibles de este Encuentro, pero detrás de nosotros está la colaboración de nuestros compañeros y compañeras que aportaron con ideas, diseños, soporte y comprensión, a ellos y ellas también van los agradecimientos y el mérito de todo lo realizado.

Podemos sentirnos orgullosos que, tras el primer encuentro, estamos nuevamente reunidos en torno a la presentación, reflexión y debate de las investigaciones que estamos realizando en marco de nuestros estudios en el extranjero. Hemos generado un mejor Encuentro: contamos con dos conferencistas de lujo venidos directamente desde Chile, el doctor Lautaro Múñoz, que pese a las dificultades, podemos contar con su grata presencia y el doctor Ricardo Rozzi que ha accedido amablemente a nuestro llamado a participar. Sin duda que hay muchas características que podemos destacar de ellos pero quiero destacar una en especial: ambos hacen investigación y docencia en regiones extremas del país. Ambas conferencias magistrales proponen el diálogo entre la ciencia y la sociedad como pilar fundamental.

Esta última característica se ve también en un número importante de ponencias que corresponden a estudios de caso sobre las realidades regionales del país.

También tendremos tres plenarias en las que tenemos depositadas grandes expectativas, dado que tratan de temas que nos convocan:

  • Multidisciplinariedad y colaboración interdisciplinaria para el futuro.
  • Diversas perspectivas sobre la educación. Foco en la inclusión y educativa.
  • Institucionalidad científica y de investigación en Chile.

Y, lo más valioso, agradecemos a cada uno de los y las ponentes que, con 67 presentaciones sobre investigaciones que observan a Chile desde la distancia, han conformado las 7 mesas temáticas:

  • Las educaciones chilenas: miradas desde el aula a las políticas públicas.
  • Salud y bienestar en Chile: más allá de la medicina.
  • Identidades, memorias y patrimonios: un Chile en construcción.
  • Desafíos para un Chile Digital.
  • Desigualdad y exclusión en el Chile de “Sanhattan”.
  • Espacio público y sociedad: el desarrollo urbano chileno.
  • Enfoques multidisciplinarios para la riqueza ambiental.

Además, nos alegra poder contar con una actividad cultural, aquí al frente en la CCCB sobre el talentoso escritor Roberto Bolaño, que vivió durante largos años en Catalunya. En esta exposición revisa la obra del escritor chileno a partir de la revisión de sus cuadernos y escritos inéditos.

En estos dos días se concretarán el trabajo y los objetivos que el grupo organización hace ya 6 meses comenzó a planear, discutir y gestionar. Muchas veces nos vimos sobrepasados de trabajo y, otras tantas, haciendo pausas a los trabajos de investigación que cada uno está desarrollando y a las actividades personales para poder reunirnos y tomar decisiones, en las que se reflejaron distintas habilidades que cada uno poseía para la gestión y desarrollo de un evento con estas características.

Como destaca una de las integrantes, los valores fundamentales que nos ha caracterizado son la horizontalidad y el diálogo, tarea difícil pero una experiencia interesante en cuanto a dialogar y discutir el propio quehacer y organización del encuentro.

En el Encuentro de Investigadores/as “Observando a Chile a la distancia” creemos y apostamos en la importancia por abrir espacios de diálogos y discusión, la promoción del intercambio de miradas críticas y la entrega de propuestas, al trabajo en red y colaborativo.

Por esto, a las preguntas acerca de ¿Qué problemáticas enfrenta Chile? ¿Con qué país sueñas? ¿Crees que otro Chile es posible? y otras tantas que en forma reiterada hemos enviado virtualmente, quizás, y casi con seguridad no encuentren respuesta en estos dos días pero sí deben ocupar un espacio importante en los trabajos y reflexiones que estudiantes e investigadores/as están produciendo sobre Chile.

Para finalizar a todas y todos los presentes hoy, damos las gracias por ser partícipes de lo que será “observar Chile desde la distancia”.
Muchas gracias.

Por Paz González Rodríguez
Licenciada en Historia PUC y Profesora de Historia y Ciencias Sociales UAH.
Máster en Investigación en Educación Universitat Autónoma de Barcelona.
Doctoranda en Educación Universitat Autónoma de Barcelona.


Deja un comentario

Las 7 mesas temáticas del Encuentro

En el encuentro tendremos 7 mesas temáticas:

  1. Las educaciones chilenas: miradas desde el aula a las políticas públicas
  2. Salud y bienestar en Chile: más allá de la medicina.
  3. Identidades, memorias y patrimonios: un Chile en construcción.
  4. Desafíos para un Chile Digital.
  5. Desigualdad y exclusión en el Chile de “Sanhattan”.
  6. Espacio público y sociedad: el desarrollo urbano chileno
  7. Enfoques multidisciplinarios para la riqueza ambiental

En cuál presentas? Cuáles te interesan? Ya te inscribiste?


2 comentarios

Llamado a presentar comunicaciones

Primera circular – Comisión Editorial Publicación

II Encuentro de Investigadores/as “Observando Chile desde la Distancia”

La comisión organizadora de investigadores/as en Barcelona, anuncia la realización del II Encuentro de Investigadores/as “Observando a Chile desde la distancia” que tendrá lugar los días 23 y 24 de mayo de 2013, en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Barcelona (UB).

La primera edición de estas Jornadas, organizadas el año 2010 en la Universitat Politècnica de Catalunya, devino en la publicación del libro Socializar conocimientos. Primer encuentro de Investigador@s chileno@s en BarcelonaAdemás, sentó las bases de una dinámica de trabajo inspirada en la necesidad de crear y fortalecer vínculos académicos y  abrir otros espacios de difusión de las investigaciones.

Este año se invita a todos/as los/as investigadores/as y/o estudiantes, a presentar comunicaciones que propicien espacios de reflexión en torno a cómo y de qué manera puede aportar su investigación al desarrollo de Chile, con el fin de generar propuestas que contribuyan a la mejora de las problemáticas actuales del país.

Presentación de comunicaciones

Las comunicaciones deberán presentarse en este formato (descargar) y ajustarse a las características allí detalladas. Los textos serán objeto de revisión por parte de una comisión editorial, y en dicho proceso, podrán ser solicitados a posibles ajustes y mecanismos para su envío.

Junto a estas, deberá incluirse:

a) Un resumen explicativo de un máximo de 400 palabras, con el fin de preparar el encuentro y seleccionar las ponencias. Los resúmenes deberán contar con el título del proyecto, autores, filiación, conceptos claves (cinco máximos) y especificar las áreas  de estudio.

b) Un pequeño anexo curricular, de no más de 100 palabras, para poder presentar al ponente durante los días de encuentro

Con el objeto de propiciar el diálogo y el encuentro transdisciplinar, se solicita que al momento de enviar los trabajos se tenga en cuenta no sólo lo que se investiga, sino también las problemáticas involucradas desde y en los mismos. En razón de ello, y con el fin de enriquecer y potenciar el intercambio de miradas en las mesas de trabajo, se deberá indicar al menos dos área de estudio que puedan aproximarse a su investigación.

Partiendo de lo anterior, asumimos la organización alrededor las categorías propuestas por la OCDE:

Ciencias Naturales: Matemáticas, Computación y Ciencias de la Información, Ciencias Físicas, Ciencias Químicas, Ciencias de la Tierra y Medioambientales, Ciencias Biológicas, Otras Ciencias Naturales.

Ingeniería y Tecnología: Ingeniería Civil, Ingeniería Eléctrica Electrónica e informática, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Ingeniería de los Materiales, Ingeniería Médica, Ingeniería Ambiental,Biotecnología Medioambiental,  Biotecnología Industrial, Nanotecnología, Otras  Ingenierías y Tecnologías.

Ciencias Médicas y de Salud: Medicina Básica, Medicina Clínica, Ciencias de la Salud, Biotecnología en Salud, Otras Ciencias Médicas.

Ciencias Agrícolas: Agricultura, Silvicultura y Pesca, Ciencias Animales y de la Leche, Ciencias Veterinaria, Biotecnología Agrícola, Otras Ciencias Agrícolas.

Ciencias Sociales: Psicología, Economía y Negocios, Ciencias de la Educación, Sociología, Leyes, Ciencias Políticas, Geografía Social y Económica, Periodismo  y Comunicaciones, Otras Ciencias Sociales.

Humanidades: Historia y Arqueología, Idiomas y Literatura, Filosofía Ética y Religión, Arte, Historia del Arte, Arquitectura, Música, Cine, Radio y TV, Otras Humanidades.

Calendario

Último plazo para la envío de comunicaciones:  1 de marzo 2013.
Notificación de las comunicaciones aceptadas: 18 de Marzo 2013.
Valor de inscripción al encuentro: 20 Euros.
Nota: la comisión organizadora está tratando de gestionar alojamiento  (entre los propios/as estudiantes e investigadores/as que residen en Barcelona) para aquellos/as ponentes seleccionados/as que viajen desde otros lugares, y que no puedan solventar los costos de este ítem.

Para mayor información: encuentrobcn2013@gmail.com (email oficial) / https://encuentrobcn2013.wordpress.com  (sitio web oficial)